lunes, 14 de junio de 2010

Cuba: ¿República o Monarquía?

Formalmente, Cuba es una República. Así se denomina el país y se le reconoce internacionalmente.

Esto significa que Cuba no es un reino.

Pero en la práctica las cosas en Cuba no son como debieran ser, sino que funcionan muy distinto.

¿Rey sin corona y vitalicio?

De esta manera, el poder en Cuba se ejerció por Fidel Castro de un modo más parecido a una monarquía que a una república.

A quien no conozca bien como han sido las cosas en Cuba, quien no haya vivido y padecido por largo tiempo lo sucedido en el último medio siglo, puede parecerle todo esto muy confuso.

Lo cierto es que en la práctica, Fidel fue un rey sin corona visible.

¿Monarquía hereditaria?

Por mucho que Fidel trató de maquillar las estructuras de poder para simular una democracia participativa y electiva, su ejercicio del gobierno fue unipersonal, casi vitalicio, pues abdicó a favor de su hermano cuando parecía estar moribundo, gravemente enfermo, hasta su renuncia definitiva a 2 de sus 3 cargos más importantes, designando para ocuparlos a Raúl, cuya sucesión ya estaba prevista y garantizada al ser el segundo y sustituto en todo, del máximo líder.

O sea, ya la farsa de poderes en Cuba tenía a Raúl como Vicepresidente Primero de los Consejos de Estado y de Ministros (gobierno) y Segundo Secretario del PCC.

El rey sin corona Fidel, tenía como segundo en todo a quien debería sucederle como rey igualmente sin corona: Raúl.

Y el hecho de que al rey vitalicio sin corona le suceda su hermano, es lo típico de una monarquía hereditaria, cosa que se refuerza aún más con las especulaciones sobre quién de la familia Castro será el relevo: si Alejandro (“el tuerto”), si Mariela (la sexóloga), si Fidelito (el "nucleólogo"). O sea, miembros de la siguiente generación de la familia Castro.

¿Monarquía absoluta?

El reinado del castrismo ha tenido también los rasgos principales de una monarquía aboluta, ejerciendo su poder sin restricción alguna, sin división de poderes.

Así, Fidel sigue siendo el Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC), el supremo poder en todo en la Isla; era el Presidente del Consejo de Estado (Jefe de Estado), Presidente del Consejo de Ministros (Jefe de Gobierno), diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento).

¿Parlamentaria?

En este disfraz de república parlamentaria socialista, la función fundamental de sus integrantes, durante la mayor parte del tiempo en las sesiones por lo general televisadas, era servir de oyentes de los interminables discursos del tirano-rey-absoluto, responder a sus preguntas y hablar cuándo y hasta tanto Fidel les permitiese.

Triste papel el de tales diputados “populares”, en la tragicomedia del parlamento socialista, el cual solía “aprobar” las leyes que ya días antes se habían puesto en práctica, luego de cualquiera de los discursos de Fidel, cuya palabra siempre fue ley (su volutad es la ley), órdenes para ser acatadas de inmediato por todos: “Comandante en Jefe, Ordene”.

Los miembros de tal parlamento son escogidos por el “máximo líder” para que luego el pueblo “vote” por ellos, para hacerle creer a quienes se dejen engañar en el mundo, que fueron "electos" democráticamente, cuando la verdad es que el pueblo no puede ni siquiera proponer a otras personas distintas a las escogidas por el Jefe, ni quitarlos. El pueblo no tiene poder alguno que no sea el de acudir coaccionado a las urnas, bajo la clara amenaza a quien no vaya de ser reprimido de múltiples y refinadas formas.

A su vez, estos "parlamentarios" "electos", "reeligen" siempre y para todos los máximos cargos, al vitalicio monarca sin corona. En fin, él los pone para que lo sigan escogiendo.

Nuestro Rey sin corona es igualmente la cúspide del poder judicial, quitando y poniendo a los jueces, quienes le deben obediencia total.

¿Constitucional o dictatorial?

Si bien los reinos modernos se han ido democratizando, transformándose en monarquías constitucionales y parlamentarias, nuestra cuasimonarquía caribeña es a la vez una dictadura.

El máximo poder en Cuba ha tenido todos los rasgos esenciales inherentes a una dictadura:

- La concentración de todo el poder en manos de Fidel

- La imposibilidad de que, a través de un procedimiento institucionalizado, la oposición llegue al poder (ni siquiera existe ningún método para que otro que no sea Fidel o quién él apruebe llegue al poder).

- El ejercicio arbitrario del poder en beneficio de la minoría que le apoya incondicionalmente (la burocracia).

- La carencia de apoyo popular (del cual gozó en su primera etapa, pero perdido hasta hoy a partir de 1990), perpetuándose en el poder sin consentimiento alguno del pueblo, que no puede ni votar para decidir mediante un Sí o un No, si desea que continúe o termine en sus cargos. Fidel es un tirano por cuanto en realidad ocupa el poder no por derecho, sino por la fuerza.

La monarquía cubana es una dictadura militar por haber llegado al poder por la vía armada y mantenerse en el mismo privilegiando a las fuerzas militares y con el respaldo de ellas.

Se le ha disfrazado de dictadura constitucional, aparentando un respeto a la aprobada Constitución “Socialista”, la cual ha sido violada y modificada a conveniencia, sin referendo alguno y en realidad el poder continuó concentrado de manera absoluta en las manos del dictador.

Como hoy día la derrota en un nuevo referéndum es indudable, el régimen no se expone a tal riesgo y recurre a otros disfraces como la recogida de firmas en 2002 (¿si están tan seguros de lo populares que son, del respaldo tan alto del pueblo, por qué firmas y no votos libres, directos y secretos como en los 70s?), para "legitimar" un montón de pisoteos a la Constitución, la mayoría de ellos existentes desde los 90s. Si no se puede "probar" el apego de la cúspide a la Constitución y las leyes de una manera, pues se recurre a otra. El darle al pueblo al menos una ocasión de tener la posibilidad de votar en masa NO, sería el principio del fin de toda esta interminable farsa.

Es a la vez una dictadura totalitaria con todos sus rasgos esenciales: partido único; culto a la personalidad del máximo líder Fidel; uso sistemático del terror contra los opositores o disidentes, al extremo de no tolerar cualquier discrepancia o desacuerdo por mínimo que sea; adoctrinamiento, etc.

Concluyendo: Cuba, no es un reino dictatorial en apariencia ni oficialmente, aunque sí en esencia.

2 comentarios:

Alexei Rodríguez Noa dijo...

Manera de hablar pinga

Anónimo dijo...

Así es...Monarquía de plebeyos,guajiros,descarados sin clase ni alcurnia.Sin pedigree.Ladrones,asesinos y mentirosos!!!������

Buscar en este blog

Mi lista de blogs